Señalización para edificios públicos: normativas y ejemplos

Señalización para edificios públicos: normativas y ejemplos

Los edificios públicos son lugares donde muchas personas concurren a desarrollar distintas actividades. Pueden ser escuelas, hospitales, oficinas gubernamentales, bibliotecas, museos o centros deportivos, entre otros. En todos ellos es fundamental contar con una señalización adecuada que permita a los usuarios orientarse de manera clara y segura.

En este artículo hablaremos de las normativas vigentes en cuanto a la señalización para edificios públicos y presentaremos algunos ejemplos de señalización bien diseñada y funcional.

Normativas en la señalización de edificios públicos

La señalización para edificios públicos está regida por una serie de normativas que varían según el país o la región. En general, estas normativas establecen los requisitos que deben cumplir los diferentes elementos de la señalización, como tamaño, colores, tipografía y ubicación. Además, su objetivo es garantizar la accesibilidad para todas las personas, incluso aquellas con discapacidades visuales o auditivas.

En España, la normativa que regula la señalización en edificios públicos es el Código Técnico de la Edificación (CTE), en la sección SUA-9, que establece los requisitos mínimos de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad.

Entre los requisitos establecidos por el CTE encontramos:

- Identificación: la señalización debe identificar claramente los espacios y servicios del edificio.

- Tamaño: la altura de las letras y números deberá ser de al menos 15mm.

- Contraste: el contraste entre el texto y el fondo debe ser suficientemente visible.

- Tipografía: se recomienda utilizar una tipografía sans serif, fácil de leer.

- Uso de pictogramas: se deben emplear pictogramas complementarios a las palabras escritas.

- Iluminación: se debe proporcionar iluminación suficiente para garantizar que la señalización pueda ser leída claramente.

Ejemplos de señalización en edificios públicos

- Señalización de emergencia: la señalización de emergencia es fundamental en cualquier edificio público y debe seguir las normativas de protección civil. Las señales deben ser claras y explicar las acciones a realizar en caso de emergencia. Los pictogramas que se utilizan en las señales deben ser claros y fáciles de entender.

- Señalización para personas con discapacidad visual: se pueden utilizar diferentes técnicas para hacer accesible la señalización a personas con discapacidad visual, como el uso de materiales con relieve o letras en braille. También se puede recurrir a la iluminación para destacar la señalización. Es importante que la letra del mensaje sea de un tamaño adecuado.

- Señalización para personas con discapacidad auditiva: las personas con discapacidad auditiva pueden tener dificultades para percibir la señalización acústica. Por ello, es recomendable acompañar la señalización sonora con señales visuales.

- Señalización de identificación de espacios: es importante que los espacios públicos estén bien identificados para que los usuarios del edificio puedan orientarse con facilidad. Estas señales deben incluir información sobre la ubicación y la función del espacio.

- Señalización de orientación: estas señales se utilizan para indicar la dirección y la distancia a lugares concretos del edificio. Deben ser claras, precisas y legibles desde una distancia adecuada.

En definitiva, una buena señalización es fundamental en cualquier edificio público. Con el cumplimiento de las normativas establecidas se garantiza una orientación adecuada y accesibilidad para todas las personas. Además, una señalización bien diseñada puede ser un elemento decorativo y atractivo del edificio.